¿PACKAGING SOSTENIBLE?

Sin duda alguna, una tendencia que con el correr del tiempo cobra más fuerza y popularidad entre la demanda de los consumidores por materiales biodegradables y de pequeño impacto en el medio ambiente.

El packaging ecológico o sostenible supone una moda a la hora de hablar de “packaging”, ¿y a qué se debe esto? Muy simple, actualmente existe una generación que crece día a día demandando este tipo de características a la hora de desenvolver su compra.

Menos plástico, más elementos biodegradables, fáciles, versátiles a la hora de reutilizar y reciclables.

Con el comienzo del nuevo milenio activamos la cuenta regresiva para finalmente tomar conciencia del impacto y el daño que las nuevas “costumbres” del siglo XXI le han generado, (y continúan haciendo) al planeta tierra al día de hoy.

Si queremos hablar de packaging sostenible, debemos de tener en cuenta que significa la sostenibilidad:

La sostenibilidad defiende el uso responsable de los recursos naturales para asegurar que las futuras generaciones también puedan gozar de ellos, afirmando la capacidad de satisfacer nuestras necesidades actuales y futuras.

Habiendo aclarado esto, el packaging sostenible busca minimizar la huella de carbono generada a través de los siguientes factores en la cadena de producción:

  • Materiales: el packaging debe estar compuesto por materias primas reciclables o compostables en su totalidad o en gran parte de ella.
  • Producción: la cadena de producción debe de seguir una línea de acciones acordes a la reducción del impacto medioambiental .
  • Vida útil: el packaging debe de estar diseñado para tener una o más vidas útiles.

Visto desde el lado de la empresa, el pequeño comercio o el emprendedor, antes de comenzar a ofrecer esta opción, es necesario que adquiera la información apropiada de aquellos posibles proveedores, ya que si por ejemplo eligiéramos un packaging basado en las plantas y para su fabricación fuese necesario realizar talas de grandes hectáreas, automáticamente dejaría de ser una alternativa debido a que no contribuye con el desarrollo y el mantenimiento de la biodiversidad.

Por lo tanto, podemos considerar también que el packaging no ha sido fabricado de forma ética, por lo cual también deberíamos informarnos correctamente sobre este tema.

¿Cómo conseguimos entonces un diseño de packaging que minimice la huella de carbono?

Erradicando completamente la envoltura plástica y cualquier otro material de difícil degradación. Se puede utilizar material reciclado o de varias vidas útiles como el cartón o el papel madera, también conocido como papel “kraft” ya que es reciclable, biodegradable y que procede de materiales renovables. En su fabricación son utilizados residuos de madera, lo que lo convierte en un papel ecológico que contribuye a cuidar nuestro entorno y el ecosistema.

Las bolsas de tela también cumplen un papel fundamental en esta nueva revolución, ya que pueden ser reutilizadas para llevar artículos personales, sirven para hacer la compra del día en el mercado o la frutería y también son una perfecta opción para separar el calzado del resto de la ropa en nuestra maleta o bolso de viaje.

¿Y qué decir si además tienen un diseño bonito o un logo que nos encanta?

¡Las opciones son infinitas!

La revolución ya está aquí, comenzó con unos pocos para que finalmente seamos TODOS/AS.

Responsables y conscientes, así nos toca evolucionar para garantizar la protección del lugar en el que vivimos. 

Que no te gane la indiferencia. ¡Sé parte del cambio!

ESCRITO POR MAGALÍ BERTON

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚNETE

¡Suscríbete a nuestra newsletter y te informaremos de las últimas novedades de esta bella comunidad!

© INDI-MARKET 2023 | DISEÑO Y DESARROLLO POR PÍA PRÉMOLI

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No hay productos en el carrito